Armonización de la Escala Mayor

En música se denomina armonizar, al arte de superponer diferentes notas sobre las notas de una melodía. Así es como formamos los acordes. Cualquier combinación que hagamos uniendo los sonidos de dos, tres, cuatro o más notas se considera un acorde, aunque no todos van a sonar “bien” (lo pongo entre comillas por que esto es muy relativo), muchas de estas combinaciones van a tener un sonido, por decirlo de alguna forma, difícil de asimilar.

Esto se debe a que las diferentes notas entre ellas, físicamente tienen una cierta compatibilidad o rechazo, es lo que en música llamamos notas armónicas o disonantes. Esto lo podemos comprobar escogiendo una nota cualquiera y haciéndola sonar con cualquier otra nota diferente, o sea cualquiera de las otras once notas que tenemos para escoger. Observaremos que ciertas combinaciones crean un sonido tenso, como que esas dos notas no se llevan demasiado bien. Sin embargo hay otras cuyo resultado es un sonido uniforme, relajado, en el que no hay conflicto entre las dos notas, o sea un sonido armónico. Otros sin embargo pueden ser mas bien neutros.

Por lo general, a la hora de armonizar vamos a tender a buscar esos sonidos más compatibles, los que entre si se complementan perfectamente. Para conseguir esto hay unos principios preestablecidos, que son los primeros que se estudian en armonía y en los que se basan una gran parte de la música que conocemos.

Las composiciones más populares o tradicionales, se suelen basar en las notas de una tonalidad en concreto. Una tonalidad, definida de forma muy simple, es un grupo de notas determinadas de las cuales una es la principal, y el resto de una forma u otra va a tender a concluir en esta nota principal la cual llamamos tónica. En Wikipedia tenéis una explicación mucho más técnica del concepto tonalidad.


Las tonalidades más utilizadas son las mayores y las menores y de cada una de ellas hay doce diferentes, o sea, tantas como notas hay (siempre refiriéndome a las notas que componen el sistema musical occidental). Así que podemos hablar de la tonalidad de Do Mayor, Re Mayor, Mi Mayor, etc… o de cualquier otra nota sostenida o bemol (aunque aquí hay un matiz que ya explicaré en otra ocasión, ya que me tendría que extender mucho), como Fa# Mayor, Lab Mayor, etc… De la misma forma, también nos podemos referir a tonalidades menores, o de otro tipo, como tonalidades dóricas, frigias, lidias, etc… e incluso a tonalidades mucho más especiales, como las provenientes de escalas denominadas exóticas. En teoría cualquier escala podría establecer su propia tonalidad.

Al trabajar solo con las notas que conforman una tonalidad en concreto, lo que vamos a conseguir es que los grupos de notas armónicas entre si, que obtengamos de ella, no solo armonicen bien por separado, si no que entre ellos también haya una coherencia, así que si los tocamos uno detrás de otro, incluso de forma aleatoria, vamos a notar que en mayor o menor medida todos encajan entre si, esto es lo que llamamos progresiones armónicas.

Bueno, y ya vamos a entrar en materia para que veáis como se consigue todo esto. Lo primero es escoger una escala, y la mejor que podemos escoger para empezar, es la de Do Mayor, o sea la que todo el mundo conoce, Do Re Mi Fa Sol La Si, y en realidad la que se toma como punto de partida, para construir todo lo que compete a la materia musical Armonía.

Ahora el procedimiento es muy simple. Las notas que mejor resultado armónico nos van a dar sobre cada una de las notas de la escala, son las que ocupan el puesto numero tres y cinco en sentido ascendente, a partir de la nota que queremos armonizar. Así que para armonizar la primera nota de la escala, en este caso el Do, vamos a usar el Mi y el Sol:

Do Re Mi Fa Sol La Si Do

Ya tenemos el primer grupo de notas armonicas entre si, Do Mi Sol. Aquí podeis escuchar el sonido de estas tres notas juntas:

Ahora para armonizar la nota Re, vamos a hacer lo mismo, a partir de ella vamos a buscar la tercera y la quinta nota dentro de la escala, las cuales serian Fa y La:

Do Re Mi Fa Sol La Si Do

Así que ya tenemos es siguiente grupo de notas armonicas dentro de la escala, Re Fa La. Así suenan todas juntas:

Y para armonizar la nota Mi lo mismo, así que las dos notas que obtenemos son Sol y Si:

Do Re Mi Fa Sol La Si Do

Y el sonido de las tres notas juntas es este:

Y así sucesivamente, por lo que el resto de grupos de notas armonicas entre si y sus respectivos sonidos serian:

Do Re Mi Fa Sol La Si Do

Do Re Mi Fa Sol La Si Do Re

Do Re Mi Fa Sol La Si Do Re Mi

Do Re Mi Fa Sol La Si Do Re Mi Fa

Por lo que ya tenemos todas las notas de la escala, con sus respectivas notas armonicas. Aquí las podeis escachar todas juntas:

De momento hemos creado grupos de tres notas armónicas entre si, pero como dije al principio podrían ser más las notas que juntas armonizan entre ellas, pero eso ya lo trataré mas adelante. El primer paso en armonía es el estudio de la armonización con grupos de tres notas o triadas que es como se les denomina. Una vez entendido esto, el estudio de armonizar con cuatro notas (cuatriadas) es sencillo de entender ya que no es más que una ampliación de las triadas. Por otro lado, la armonización de una grandísima parte de la música que conocemos, se basa en triadas, o para ser más precisos en acordes triada (1).

En un pentagrama, todas estas triadas quedarían representadas de esta forma:

 

 

 

Ahora hay que tener en cuenta algo muy importante. Como muchos sabréis, todas las notas de una escala mayor no están a la misma distancia entre si, unas están separadas por un tono, y otras por un semitono:

Por lo tanto las distancias que hay entre las notas de las diferentes triadas, que hemos extraído de esta escala, tampoco van a ser siempre la misma

Si observamos la primera triada que hemos obtenido, Do Mi Sol, veremos que las distancias que hay entre sus notas son de dos tonos entre Do y Mi, y de tres tonos y medio entre Do y Sol (así es como se miden las notas de un acorde, tomando como referencia la nota principal y viendo a que distancia están sobre ella el resto de las notas).

Al comparar las notas que componen la segunda triada, Re Fa La, veremos que las distancias que hay entre sus notas es de un tono y medio entre el Re y el Fa, y tres tonos y medio entre el Fa y el La. Por lo tanto hay una diferencia con respecto a la primera triada, y es que entre las dos primeras notas de esta Do y Mi, la distancia es de dos tonos, y entre las dos primeras notas de la segunda triada Re y Fa, la distancia es de un un todo y medio. Así que las estructuras de estas dos triadas son diferentes. A las triadas que coinciden con la primera estructura las llamamos Triadas Mayores, y a las que coinciden con la segunda estructura las llamamos Triadas Menores.

Si continuamos con el resto de triadas, las estructuras que nos saldrán serán las siguientes:

Tercera triada: Un tono y medio entre sus dos primeras notas, Mi Sol. Y tres tonos y medio entre su primera y tercera nota, Mi Si, por lo que nos sale la estructura de una Triada Menor.

Cuarta triada: Dos tonos entre sus dos primeras notas, Fa La. Y tres tonos y medio entre su primera y tercera nota, Fa Do, por lo que nos sale la estructura de una Triada Mayor.

Quinta triada: Dos tonos entre sus dos primeras notas, Sol Si. Y tres tonos y medio entre su primera y tercera nota, Sol Re, Triada Mayor.

Sexta triada: Un tono y medio entre sus dos primeras notas, La Do. Y tres tonos y medio entre su primera y tercera nota, La Mi, por lo que nos sale la estructura de una Triada Menor.

Séptima triada: Un tono y medio entre sus dos primeras notas, Si Re. Y tres entre su primera y tercera nota, Si Fa. En este caso la distancia que hay entre la primera y tercera nota es de tres tonos, y no de tres tonos y medio como nos ha salido en todas las triadas anteriores. Por lo tanto esta triada recibe otro nombre, Triada Disminuida.

Ya tenemos todas las triadas que salen al armonizar cada una de las notas de la escala de Do Mayor, en total tres Mayores, tres Menores, y una Disminuida, distribuidas así:

Do Mayor – Re Menor – Mi Menor – Fa Mayor – Sol Mayor – La Menor – Si Disminuido.

Hay infinidad de canciones cuya armonía está basada en estos acordes, sobre todo en los seis primeros ya que el Disminuido, salvo en contadas ocasiones, no suele dar muy buenos resultados combinado con el resto.

Una vez entendido esto, podemos aplicarlo a cualquier otra tonalidad mayor que queramos saber cuales son los acordes que la componen, como todas comparten la misma estructura, o sea T T S/T T T T S/T entre las notas que las componen, las triadas que nos van a salir van ha ser exactamente las mismas, lo único que va a cambiar es el nombre de las notas que las forman.

Por ejemplo, los acordes que componen la tonalidad de La Mayor, cuyas notas son La Si Do# Re Mi Fa# Sol# son:

La Mayor – Si Menor – Do# Menor – Re Mayor – Mi Mayor – Fa# Menor – Sol# Disminuido.

En otra lección ilustraré esto con ejemplos de canciones conocidas, y progresiones armónicas típicas que estén formadas dentro de una tonalidad mayor, así podréis ver algunas de las combinaciones más efectivas.

(1) Una triada y un acorde triada es prácticamente lo mismo, la diferencia está en que el acorde triada, a parte de las tres notas que lo conforman, puede contener cualquiera de ellas repetidas, así obtenemos más sonoridad.

Publicado en Armonía y teoría  — No hay comentarios ↓

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*