Carlos Saura

Improvisando sobre una progresión II – V – I (primera parte)

Cuando analizamos temas estándard de jazz, como por ejemplo los del famoso Real Book, observamos que hay una progresión que se suele usar mucho dentro de estas composiciones, la II – V – I, tanto en su forma mayor como en su forma menor. Por lo tanto, una de las mejores practicas que podemos hacer para aprender a improvisar sobre este estilo, es dedicarle un tiempo especial al estudio de este tipo de progresión.

Para el que no sepa lo que significa esto de II – V – I, lo explico. En el lenguaje de la armonía, se utilizan los números romanos para definir el grado o la posición que ocupa cada acorde dentro de la armonización de una escala concreta, o sea, que la formula II – V – I se refiere a los acordes que salen de la segunda, quinta y primera nota, de la escala o tonalidad a la que nos refiramos. Por ejemplo, en tonalidad de Do mayor la progresión seria Dm – G – C si armonizamos con triadas, y Dm7 – G7 – Cmaj7 si armonizamos con cuatriadas.

Como he dicho antes también podemos hablar de una progresión II – V – I menor. Si tomamos como ejemplo la tonalidad de La menor la progresión con acordes triada seria Bdis Em Am y con acordes cuatriada seria Bm7(b5) Em7 Am7. Bueno en teoría, por que en la practica el quinto grado se suele hacer séptima, tanto la triada como la cuatriada (de todas formas en el jazz las triadas prácticamente no se utilizan), aunque este no sea el acorde que encaja en la tonalidad. El motivo es por que el acorde de séptima se ve mucho mas atraído por el primer grado que el acorde menor o menor séptima, este efecto ya lo explique en la lección utilización de la escala menor armónica. También es muy común utilizar dominantes alterados, como el séptima (b9), el séptima (#9), o el séptima (5#), cosa que también se suele hacer mucho con el quinto grado de la progresión II – V – I mayor.

En esta lección, que constará de tres partes, os daré algunas ideas melódicas que podéis tener en cuenta a la hora de frasear sobre esta progresión en su forma mayor. En todo caso ya dedicare otra lección a la progresión II – V – I menor.

Lo que voy a hacer es mostraros una serie de frases o licks, sobre cada uno de los acordes por separado, con la idea de que podáis experimentar a base de unirlas. Igualmente, en la ultima parte, os daré algunas ideas.

Así que voy a empezar por el acorde II. La tonalidad que he elegido para los ejemplos es la de Do mayor, así que todas estas frases encajan sobre Dm o Dm7.

Una buena idea, a parte de aprenderos las frases de memoria, es analizarlas, me refiero a averiguar que notas de la frase coinciden con el acordes, en este caso si coinciden con la raíz, la tercera bemol, la quinta o la séptima bemol, y las que no coincidan, averiguar que tipo de intervalo forma con respecto a la raíz del acorde. También es importante ver si hay alguna nota que no encaja dentro de la tonalidad, cosa muy común en este tipo de fraseos, en los que se suele jugar con cromatismos, notas de aproximación o determinadas tensiones características de este estilo. En estos ejemplos es fácil ver cuales son las notas que no coinciden con la tonalidad, ya que están construidos sobre Do mayor, por lo tanto cualquier nota que sea sostenida o bemol es una de ellas.

Con todo esto averiguareis cosa como, que intervalos son mas propicios para empezar o terminar una frase, o que notas a parte de las del acorde, dan un buen resultado melódico sobre este. También con este estudio, os sera mas fácil, trasladar estas frases a otras zonas del mástil u otras tonalidades.

Bueno hasta aquí de momento, en la siguiente parte os mostrare ideas sobre el acorde V.

Salir de la versión móvil